¿Cómo se hacen las letras corpóreas?

El uso de letras corpóreas está cada vez más extendido. De hecho, es uno de los servicios más solicitados cuando se quiere llamar la atención en un negocio, ya que el volumen causa un impacto en la visión que resulta muy interesante.

¿Qué son las letras corpóreas? ¿Cómo se hacen? Veamos la respuesta a estas preguntas.

Letras corpóreas: que son

Se denominan letras corpóreas a las letras que no están estampadas en un cartel, sino que tienen volumen tridimensional. Por eso también se las llaman letras 3D o carteles 3D.

La característica más destacada de estas letras, debido a su naturaleza, es que sobresalen del fondo en el que están colocadas, creando un efecto muy llamativo.

Materiales con los que se hacen las letras corpóreas

Las letras corpóreas se pueden encontrar en una amplia variedad de materiales, en función del tipo de cartel o el efecto que se quiere lograr:

  • Letras de metacrilato, PVC o materiales plásticos: Como norma general se emplean para letreros luminosos, generando un efecto de volumen y sombras. Suelen colocarse en la parte superior de un negocio, pero también como elemento decorativo en paredes.
  • Letras de madera. Suelen estar hechas con una pasta de madera y cola denominada DM, por lo que algunas veces se las puede encontrar bajo el nombre de letras corpóreas DM. Se usan sobre todo en decoración interior, como letras sueltas o pegadas a un panel. Lo normal es que se entreguen en color crudo, para pintarlas al gusto del cliente.
  • Letras corpóreas de metal. El acero o el aluminio también se utilizan como material para fabricar letras corpóreas. Suelen ponerse en carteles fijos, encajando cada letra una a una con tornillos o pernos de sujeción. Se adaptan tanto a espacios interiores como exteriores, ya que son muy resistentes a elementos como la humedad o el calor.

Cómo se hace una letra corpórea

El proceso de fabricación de letras corpóreas depende en parte del material y el tipo de soporte en el que se van a colocar. Aunque todo comienza con un plano que determina la fuente, el tamaño y algunos elementos que irán incorporándose al conjunto.

Algunas veces el tamaño de las letras varía, mientras que otras se hacen de manera uniforme. Todo esto se desarrolla en un proceso creativo en el que primero se habla con el cliente para saber cuál es la idea que tiene. Algunas veces ya hay modelos concretos a seguir, como ocurre cuando se trata de letras corpóreas para franquicias o cadenas que tienen una imagen corporativa previa.

Cuando se tiene claro cómo es la letra, comienza el proceso de fabricación. Si se trata de letras luminosas, normalmente se corta un frente y se da volumen con elementos laterales. Con las letras de metal puede hacerse igual, o fabricarlas en un solo bloque de fundición. Las letras DM suelen cortarse sobre un tablero del grosor deseado, y crear letra a letra o una palabra completa.

En cualquier caso, las letras corpóreas llevan un mensaje al público.