Signo masculino y femenino

Masculino femenino cardinal, fijo mutable

Cuando los astrólogos hablan de signos masculinos y femeninos, no se trata del significado con carga sexual de nuestra cultura políticamente correcta y sensible al género, sino del yin y el yang de la filosofía china. Básicamente, es una forma de dividir el Zodíaco utilizando las características convencionales del género: masculino y femenino, masculino y femenino.
En astrología y metafísica, lo masculino y lo femenino no se refieren al género físico o a la manera personal, sino a la orientación básica de uno en el mundo -también mostrada por los Elementos en Astrología- y a las estrategias preferidas de uno para tratar los problemas -las Cualidades en Astrología-.
Esencialmente, los signos “masculinos” prefieren aprovechar el momento, hacer que las cosas sucedan y cambiar lo que no les conviene con sus acciones y elecciones. Los signos femeninos adoptan un enfoque más sutil y pasivo a la hora de enfrentarse a los retos o trabajar por el cambio.
Los signos masculinos y femeninos se alternan a lo largo del zodíaco siguiendo un patrón predecible. Empezando por Aries (masculino), luego Tauro (femenino), luego Géminis (masculino), etc. Los signos de fuego (Aries, Leo, Sagitario) y los de aire (Géminis, Libra, Acuario) son masculinos. Los signos de tierra y agua (Tauro, Virgo, Capricornio) y los signos de agua (Cáncer, Escorpio, Piscis) son femeninos.

Calculadora de astrología masculina/femenina

Un símbolo de género es un pictograma o glifo utilizado para representar el sexo biológico y el género en biología o medicina, en genealogía, o en los campos sociológicos de la política de género, la subcultura LGBT y la política de identidad.
Los tres símbolos sexuales estándar son el símbolo masculino ♂ y el femenino ♀, y el símbolo híbrido ×. Fueron utilizados por primera vez para denotar el sexo efectivo de las plantas (es decir, el sexo del individuo en un determinado cruce, ya que la mayoría de las plantas son hermafroditas) por Carl Linnaeus en 1751[1] Los símbolos masculino y femenino se siguen utilizando en las publicaciones científicas para indicar el sexo de un individuo, por ejemplo de un paciente. 3] En biología, Linneo utilizó inicialmente el símbolo de mercurio, ☿, para el híbrido, pero lo abandonó en favor del signo de multiplicación, ×, y este es el estilo que se utiliza hoy en día (por ejemplo, Platanus × acerifolia para el plátano de Londres, un híbrido natural de P. orientalis (plátano oriental) y P. occidentalis (sicomoro americano).[4][5])
Estos símbolos derivan de las letras iniciales de los nombres en griego antiguo de los planetas clásicos Marte, Venus y Mercurio y se asocian a los elementos alquímicos hierro, cobre y azogue (mercurio), respectivamente[1]. Joseph Justus Scaliger especuló que el símbolo masculino se asocia a Marte, dios de la guerra, porque se parece a un escudo y una lanza; y que el símbolo femenino se asocia a Venus, diosa de la belleza, porque se parece a un espejo de bronce con mango. 7] Los estudiosos posteriores descartan esta idea por considerarla fantasiosa,[1][a] y prefieren “la conclusión del erudito clásico francés Claude de Saumaise (Salmasius, 1588-1683) de que estos símbolos se derivan de contracciones en escritura griega de los nombres griegos de los planetas”[1][b].

Los signos del zodiaco más masculinos

Una de las cosas que más me ayudó a aprender los signos del zodiaco fue conocer las diferentes categorías en las que se pueden agrupar, porque esto me ayudó a desglosar su energía. Si sabes lo que significa ser un signo femenino, un signo de agua y un signo cardinal, sabes lo que es ser un cáncer.
Puedes desglosar los signos en dualidades: masculino y femenino, los elementos: fuego, tierra, aire y agua, y las modalidades: cardinal, fijo y mutable.Cuando se trata de lo masculino y lo femenino, no me refiero a la elección frente al azul. La energía masculina es lo que tenemos que proyectar en el mundo. La fuerza masculina proviene de lo que hacemos físicamente. Los signos masculinos son mucho más extrovertidos por naturaleza. La energía femenina, en cambio, es mucho más introvertida. Es nuestra energía interior. Es nuestra fuerza interior. Estos signos suelen necesitar un tiempo de inactividad para recargarse.
Al comprender en qué dualidad se encuentra el signo, se puede entender en qué campo trabaja la energía. Si hablamos de Capricornio, nos referimos a la disciplina interior que te llevará a la cima, pero si hablamos de Sagitario, nos referimos a la exploración exterior del mundo.

Masculino 5 femenino 5 significado

Todos los signos del zodiaco son masculinos y femeninos, también conocidos como género o dualidad. Es una forma de categorizar un signo y desglosar su energía, como con la modalidad o la triplicidad. Los signos masculinos utilizan la energía exterior y los femeninos la energía interior. Todos los signos de fuego y aire son masculinos y todos los de tierra y agua son femeninos. También pueden llamarse positivos (impares) y negativos (pares), aunque no hay ningún significado malo o bueno detrás de los nombres. Más bien son similares a las polaridades positiva y negativa de una carga eléctrica. Uno da y el otro recibe energía.
Los masculinos se nutren de la energía exterior y son “gente de la gente”. Se llevan bien con las multitudes y los grandes grupos de amigos. Les gusta ser el centro de atención. Les gusta ser líderes o tener un papel importante en los grupos. Suelen hablar bien en público. Se “recargan” estando en ambientes públicos. Tienden a actuar antes de pensar.
Los signos femeninos prosperan con su propia energía y son más individualistas. Se desenvuelven bien solos o en pequeños grupos de amigos. Tienden a desviar la atención hacia los demás. Les gusta tener un papel entre bastidores en el que puedan centrarse en el trabajo en lugar de en las personas. Se desenvuelven bien hablando a solas. Se “recargan” estando solos. Les gusta pensar antes de actuar.